Hay tres tipos principales de dolor en la fibromialgia: hiperalgesia, alodinia y parestesia.

El dolor crónico es solo uno de los tantos síntomas presentes en lafibromialgia en casi todo momento, pero para mí, es lo más predominante.
El dolor afecta todos los aspectos de mi vida.
Pago caro por cada actividad física que hago; incluso la tarea más pequeña, puede conducir a un gran aumento de mis síntomas.
El dolor de la fibromialgia es único debido a su gravedad, complejidad, y múltiples sistemas involucrados. 
Hay tres tipos principales de dolor en la fibromialgia: hiperalgesia, alodinia y parestesia.

 

La hiperalgesia se traduce literalmente como dolor excesivo: “hiper” significa exceso y “algesia” significa dolor. Es el término médico para la intensificación del dolor en la fibromialgia.
Alodinia es el dolor que siente cuando se toca o roza la piel.
Por ejemplo, una leve presión de la ropa, o un suave masaje causa dolor, o también una ligera brisa que sopla sobre la piel.
Es hipersensibilidad a estímulos que normalmente no causarían ningún dolor.
La parestesia es una extraña sensación nerviosa, que se siente como algo que se arrastra, hormiguea, arde, pica o adormece, por ejemplo, un punto adormecido en el medio del pie, o una sensación de ardor en la espalda.
Pero para ser honesto, estas palabras significan muy poco para cualquiera que no tenga fibromialgia.
Entonces, para darle a las personas que no la tienen, una idea de lo que se siente vivir con esta enfermedad dolorosa y debilitante, voy a describir el dolor que experimento, de una manera que espero que todos puedan comprender.
 
1. Ardor en la piel
Algunas veces mi piel se siente como si estuviera en llamas, se siente en carne viva.
Imagina pasar horas bajo el sol sin protección solar, y luego te das un chapuzón en el mar y el agua salada te quema la piel dañada. Luego te vistes para salir por la noche y tu ropa roza contra tu piel en carne viva.
Cuando tienes fibromialgia, la ropa sola puede causar este dolor, no se requiere de la luz solar.
 
2. Dolor punzante/ardiente
Este es un dolor que encuentro particularmente difícil de soportar. Es tan severo que me deja sin aliento.
El dolor viene en oleadas y se acompaña de náuseas.
 
3. Dolor en las articulaciones
Mi dolor en las articulaciones es un dolor sordo y palpitante. Principalmente afecta mis rodillas, pero también puede afectar otras áreas.
 
4. Dolor muscular
Mis músculos duelen constantemente. Incluso la más mínima actividad los hace palpitar y quemar.
Me resulta imposible sentirme cómodo cuando me duelen los músculos, me pone tan inquieto.
 
5. Espasmos musculares 
Experimento espasmos musculares todos los días, están casi constantemente. Es como si no tuvieras el control de tu cuerpo, como si alguna fuerza imprevista te estuviera manipulando.

6. Dolores punzantes
Sientes que alguien te está usando como a una muñeca vudú.
7. Entre un picor y un dolor punzante
Estoy seguro de que hay un término técnico para esto, pero “un cruce entre un picor y una puñalada” es la mejor forma de describirlo.
Sucede profundamente en mis músculos y es imposible rascarse la picazón. También causa sacudidas en la parte de mi cuerpo afectada.
 
8. Sensación de magulladura
No solo en la piel sino también en el interior, que se siente magullado, y sensible.
Mi pecho y caja torácica se sienten magullados la mayor parte del tiempo, lo que puede hacer dolorosa la respiración (dolor costocondral).
 
9. Sensación de malestar en todo el cuerpo
Cuando estoy hipersensible siento que tengo un malestar en todo el cuerpo.
El más mínimo toque o movimiento envía dolor palpitante alrededor de mi cuerpo.
 
10. Rigidez
Imagine que una persona sana va al gimnasio después de meses de inactividad. Levanta pesas, y tiene un entrenamiento de cuerpo completo.
Al día siguiente se sienten rígidos, y luchan por moverse. Una persona con fibromialgia se despierta cada mañana sintiéndose así.
Parece que llevara un traje debajo de la piel dos tallas más pequeño.
 
11. Dolor irradiado
Experimento dolor que tiene un punto central, pero se irradia desde ese punto. El dolor puede comenzar en mi espalda, pero también viaja por mis piernas, por ejemplo.
 
12. Dolor causado por el tacto
Incluso el toque más leve de un ser querido puede causar dolor.
Tengo que usar ropa de dos tallas más grande, hecha de material suave sin costuras. Uso zapatos suaves y planos de un talle más grande, y tengo que cortarme el pelo porque me causa mucho dolor en la piel. El tacto causa muchos de los tipos de dolor que he descrito.
 
13. Migrañas/dolores de cabeza
No creo que pase un día sin dolor de cabeza, puede deberse a la tensión.
Mis migrañas se ven agravadas por el estrés y las hormonas. Cuando golpean me vuelvo incapacitado.
Pierdo mi visión y el dolor es tan severo…
El más mínimo movimiento, toque o ruido envía dolor palpitante alrededor de mi cabeza y cara.
 
14. Cosquilleo en la piel 
Se siente como si tuviera miles de insectos corriendo alrededor de mi piel. En realidad es bastante espeluznante.
 
15. Hipersensibilidad
Algunos días, el ruido resulta insoportable. En un instante, experimento dolor, náuseas, mareos, temblores y un inminente ataque de pánico. Pero no es solo el ruido, también soy hipersensible a los olores, la luz y el tacto. Sí, un olor a perfume fuerte me pueden causar dolor.
 
16. Síndrome del Intestino Irritable
La fibromialgia a menudo va acompañada de otras condiciones, como el síndrome del intestino irritable (SII). Contrariamente a lo que la gente pueda pensar, el dolor del SII no solo ocurre en los intestinos, sino que se irradia a otras áreas del cuerpo, especialmente a la espalda.
Es un dolor punzante y ardiente. Los gases atrapados en un intestino ya inflamado, resultan uno de los síntomas más dolorosos del SII, es abrumador.
El dolor no es el único síntoma de la fibromialgia, pero es el síntoma que tiene el mayor impacto negativo en mi vida y mi salud. 
 
¡Gracias por leernos!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *